La municipalidad de Calingasta vuelve a poner el ojo en la elaboración de Calvados

El intendente Castañeda contó que están concentrados en combatir la carpocapsa y recuperar volumen de manzana. Quieren elaborar el año que viene.


Fue la bebida espirituosa que hizo famoso al departamento Calingasta en la década del '40 y '50. El calvados, una bebida tipo cognac pero elaborado con manzana, tuvo una época de gloria gracias a la excelente calidad lograda. Desde la municipalidad de Calingasta quisieron reflotar su producción varias veces y ahora el intendente Jorge Castañeda está convencido de lograrlo.

La fama del calvados calingastino excede la imaginación. El año pasado, una publicación en Mercado Libre ofrecía una botella en 1.200 pesos.

n 2014, unas 200 botellas de calvados elaborado en Barreal salieron al mercado gracias a una iniciativa privada, del enólogo Héctor Martín y del empresario Mario Foroni.

Ahora, vuelve al ruedo el proyecto municipal. "El año pasado molimos 800.000 litros de manzana, toda la que había disponible en Calingasta; y una empresa privada molió unos 400.000 litros en el norte del departamento. Lo que hicimos en una planta de Barreal se vendió a farmacopea y para vinagre. Ahora estamos recuperando una planta que compró el Ministerio de Producción hace años que no sabíamos quién la tenía, con la meta de hacer calvados. Este proceso queremos comenzarlo el año que viene", aseguró el Intendente.

Castañeda destacó la importancia de recuperar la manzana como una de las producciones simbólicas del departamento, mantener y en lo posible aumentar las actuales 40 hectáreas de manzanos que tiene Calingasta y recuperar su atractivo turístico y su vinculación cultural.

"Sabemos que es un proceso largo pero tenemos que recuperar el calvados. Este año estamos abocados a combatir la carpocapsa o polilla de la manzana, para recuperar sanidad y volumen. Creemos que con las dos moliendas, una en Barreal y otra en Villanueva, podemos manejar toda la producción de manzana del departamento", señaló el funcionario.

La elaboración de sidra, otro producto icónico de Calingasta, también está en los planes del intendente, pero todo está atado a la demanda y a las condiciones del mercado.

En 2012, el entonces intendente Robert Garcés, contó sus planes para volver a elaborar calvados. La meta era sumar producción y mano de obra; y generar nuevos atractivos para el turismo, pero no se logró ejecutar.

Época dorada

El calvados es un aguardiente de manzana originario de Calvados, Francia, de donde toma su nombre. Es añejado en barricas de roble, lo que le da un color ámbar y un aroma muy particular y tiene hasta 40 y 45 grados de alcohol. Calingasta fue famosa por sus maravillosos calvados, demandados no sólo en el país, sino en el exterior; incluso a Francia se llegó a exportar.

Dicen los memoriosos que desde 1975 no se volvió a elaborar un volumen importante.

Los impulsores de la manzana en Calingasta y sus productos derivados, fueron los hermanos Cantoni. En 1929, Aldo Cantoni trajo desde Australia la variedad de manzanas Red Delicious, con excelentes resultados. En 1944 había 1.000 hectáreas cultivadas en todo el valle; en 2007 se registraban 389 hectáreas, según el censo de Hidráulica.

En la década del ’40 se generó una gran industria en torno a la manzana en Calingasta. Las familias Cantoni, Tinto y Alleva abrieron secaderos, empacadoras de fruta en fresco, sidreras y la Cooperativa La Cordillerana y Frutícola de San Juan. El ciclo perduró hasta fines de la década del ‘70, cuando la actividad económica decayó, en parte por la fuerte competencia de otras áreas manzaneras como el Valle del Río Negro, erradicándose más del 60 % de las plantaciones.


 

Fuente: Tiempo de San Juan

Términos y condiciones de uso (Abre en ventana nueva)